ADAPTÓGENOS

A PROPÓSITO DE LOS ADAPTÓGENOS

Las plantas consideradas “adaptógenas”, un término usado para describir las hierbas que mejoran la energía física y capacidad atlética, aumentan la inmunidad contra resfriados y las infecciones y aumentan la capacidad sexual y la fertilidad.

Esta combinación de remedios y hierbas especiales de los diferentes saberes médicos de nuestro planeta producen una gran resistencia corporal contra el estrés y aumentan la fortaleza. Este producto es especialmente beneficioso para aquellas personas que son muy sensibles a la sobrecarga tensional, emocional e inmunodepresión.

CORDYCEPS (Cordyceps sinensis)

Cordyceps sinensis es un recurso natural que se ha utilizado ampliamente como un tónico y suplemento saludable por los pacientes mayores con mala salud, especialmente en China y otros países asiáticos. Posee diversas actividades biológicas gracias  a numerosos componentes bioactivos como cordicepina, polisacáridos, ergosterol, manitol y adenosina, entre otros. Se han demostrado diversas acciones farmacológicas de estos constituyentes fitoquímicos, como antitumoral, hepatoprotector, nefroprotector, efecto antiinflamatorio y antioxidante,  y con propiedades antiapoptóticas. Muchos de ellos son modificadores de la respuesta biológica y activan nuestro sistema inmunológico para una multitud de funciones defensivas. Sus efectos inmunomoduladores están asociados con la actividad antitumoral de algunos componentes, como cordicepina, adenosina, exopolisacáridos, cordiglucanos, y saponinas de monosacáridos.

Para resumir, el efecto de C. sinensis puede ser causado por un solo ingrediente activo o por la acción combinada de muchos agentes activos que existen en el extracto (1).

 ASHWAGANDHA (Withania somnifera).

Ashwagandha se utiliza como remedio casero en la India, donde lo consideran como el mejor tónico para los ancianos y los niños, y como afrodisíaco por los jóvenes. Los datos científicos apoyan la conclusión de que Ashwagandha es un potente tónico regenerador (Rasayana del Ayurveda), debido a sus múltiples acciones.  Los componentes fito-químicos biológicamente activos de Withania somnifera incluyen alcaloides, lactonas esteroideas y saponinas. Son agentes adaptogé-nicos antiestrés, tienen acciones farmacológicas inmunomoduladoras, efectos antitumorales, son neuroprotectores y útiles en enfermedades neurodegenerativas como el Parkinson, Huntington, demencia senil y la enfermedad de Alzheimer, tienen efecto ansiolítico y mejoran los niveles de energía y la salud mitocondrial, son antiinflamatorios, antiartríticos y analgésicos, protegen contra las úlceras gástricas y otras enfermedades inducidas por el estrés, útiles en niños con déficit de memoria y en personas mayores con pérdida de memoria (2).

 

LÚPULO (Humulus lupulus)

El lúpulo, son los estróbilos, inflorescencias o “conos” resinosos de los individuos femeninos de las especies dioicas del Humulus lupulus L. (Fam. Cannabaceae. Los géneros Humulus L. y Cannabis L. son miembros de esta familia), y se utiliza en la actualidad principalmente por sus ácidos amargos y sus aceites volátiles aromáticos en la fabricación de cerveza. Además, las preparaciones de lúpulo se venden en tiendas de alimentos naturales y en las farmacias de Europa y EE.UU., por su efecto de tipo sedante, para el tratamiento de la ansiedad y el insomnio. Se supone que este efecto es debido a algunos ácidos amargos, como la humulona y la lupulona. El lúpulo mejora el tiempo total de sueño, la calidad  y la profundidad del sueño, y reduce el tiempo hasta quedar dormido. Más de mil fitoquímicos se han encontrado en el lúpulo, y se ha demostrado que contiene uno de los más potentes fito-estrógenos conocidos, la 8-prenylnaringenina, un flavonoide prenilado llamado vulgarmente hopeina (hops=lúpulo en inglés). Se ha visto que los extractos de lúpulo o sus compuestos tienen actividad antioxidante, antimicrobiana particularmente frente a bacterias Gram positivas, potencial actividad quimiopreventiva y citotóxica frente a algunos tipos de cancer, actividad antiinflamatoria por supresión de la transcripción del gen COX-2, y frente a algunos síntomas propios del climaterio, como los sofocos (3).

SCHIZANDRA (Schizandra chinensis)

 

Esta planta tiene muchas actividades biológicas incluyendo, simpaticomimética (estimulante), hepatoprotectora, antitóxica, anti-alergénica, antidepresiva, estimulante de la glucogénesis y efectos antioxidantes. Además, la schizandra es un tónico estimulante de la resistencia. Es un agente antifatiga, que posiblemente contribuye a acelerar los procesos de restauración dentro del cuerpo humano. Algunos de sus defensores dicen que cuanto mayor sea el grado de agotamiento, mayor es su efecto estimulante. La schizandra puede ser útil para la reversión de la depresión del sistema nervioso central, porque la depresión puede ser debida, en parte, al agotamiento adrenérgico tras el estrés psicogénico grave. Esta hierba también se está promoviendo por su efecto estimulante sobre el sistema nervioso sin ser excitatorio como la anfetamina o la cafeína. También puede desempeñar un papel en las enfermedades inflamatorias, mediante la inhibición de la cascada del ácido araquidónico schizandra protege el hígado y estimula el sistema inmune, dos papeles clave de un adaptógeno ideal (4).

 GUGGUL (Commiphora Mukul).

Es una de las más antiguas plantas ayurvédicas que fue descrita por primera vez hace cuatro mil años, y en los últimos 30 años el Ministerio de Ciencia y Tecnología de la India ha financiado un programa de investigación para estudiar sus propiedades. Guggul es la goma de resina seca obtenida de la corteza del árbol del guggul, que contiene una mezcla de diterpenos, esteroles, esteroides, ésteres y alcoholes superiores. Los componentes activos de la planta son las esteronas Guggul, específicamente los estereoisómeros, guggul esterona E y Z. Estos esteroles vegetales tienen un alto grado de bioactividad en humanos, y se ha demostrado que afectan a muchos procesos biológicos. Cuando se toma por vía oral, guggul es curativo de la obesidad, disfunción hepática, tumores internos, llagas y úlceras malignas, molestias urinarias, fístulas anales, gusanos intestinales, leucoderma, edemas y parálisis repentinas. También se considera un tónico cardíaco. Se ha comprobado en estudios recientes que no activa los receptores de esteroides y que está desprovisto de cualquier actividad estrogénica, antiestrogénica, o progestacional. Sin embargo, estas guggul esteronas puras, tienen una pronunciada actividad hipolipidémica, y se ha demostrado que tiene propiedades anticancerígenas y antiinflamatorias muy importantes (5).

RHODIOLA (Rhodiola rosea)

 

Esta planta es eficaz en el tratamiento de la depresión leve a moderada y como adaptógeno en momentos de disminución del rendimiento tales como la fatiga y sensación de debilidad. Su mecanismo de acción en la depresión se piensa que es a través de aumentar beta-endorfinas, triptófano y serotonina en el cerebro. Rosiridin es el ingrediente bioactivo de Rhodiola rosea, que inhibe las monoaminas oxidasas A y B , por lo que puede ser eficaz en la depresión y en la demencia senil. Los efectos farmacológicos del extracto de Rhodiola rosea descritos en los estudios son: adaptogénico y protege del estrés; neuro-cardio-hepatoprotector; antioxidante; estimulante del sistema nervioso central, con efectos sobre la función cognitiva como atención, memoria y aprendizaje; anti-fatiga; antidepresivo y ansiolítico; normalizador endocrino; y aumenta la esperanza de vida.

Útil para su uso como estimulante contra la fatiga para pacientes que han sufrido estados de astenia y personas sanas que mostraron astenia durante períodos de alto esfuerzo mental o después del trabajo físico intenso. También se puede aplicar en los casos de enfermedades mentales, neurosis, trastornos neurótico-nerviosos borderline y psicopatías. En la práctica psiquiátrica, extractos de Rhodiola rosea se indican para la corrección de los efectos secundarios neurológicos asociados con el tratamiento psicofarmacológico, y por la intensificación y la estabilización de las remisiones de pacientes con esquizofrenia de tipo asténico y apático-abúlico (6,7).

BRAHMI (Bacopa monieri)

 

Bacopa monnieri (Fam. Scrophulariaceae), también conocidos como Brahmi, es una reputada hierba ayurvédica indicada para mejorar la memoria, la cognición y la salud cerebral, reduciendo el estres, la ansiedad y la depresión. Estas afirmaciones tradicionales han sido apoyadas por muchos estudios in vitro e in vivo, realizados utilizando el extracto de la planta o sus fitoquímicos purificados. Los más importantes son unas saponinas llamadas ‘bacósidos’, especialmente el Bacósido A (una mezcla de cuatro saponinas triglycosídicas), que han sido considerados como los principales componentes bioactivos responsables de los efectos cognitivos de B. monnieri. Es necesario que los bacósidos sean metabolizados previamente para que puedan atravesar la barrera hematoencefálica y ejercer su efecto. Otras actividades farmacológicas mostradas por B. monnieri incluyen antiepiléptico, ansiolítico, antidepresivo, sedante, antioxidante y actividad anti-inflamatoria. Se han propuesto diversos mecanismos de acción para sus efectos cognitivos incluyendo la inhibición de la acetilcolinesterasa, la reducción del β-amiloide, neuroprotección antioxidante, la modulación de neurotransmisores (acetilcolina, 5-hidroxitriptamina y dopamina), activación de la acetilcolin transferasa y el aumento del flujo sanguíneo cerebral (8).

YATAMANSI (Nardostachys jatamansi)

 

Nardostachys jatamansi (Fam. Valerianaceae) es originaria de las regiones del Himalaya en la India. En Ayurveda, sus raices son usadas como tónico y antiespasmódico, para tratar la histeria, la epilepsia y las convulsiones. Sus decocciones son usadas en desórdenes neurológicos, insomnio y desórdenes del sistema cardiovascular. Sus principales compuestos bioactivos son los sesquiterpenos (ácido Jatamánsico y Jatamansona) y lignanos presentes en las raíces de esta planta junto con un éster terpenoide, Nardostachysina I. Hasta la fecha se han llevado a cabo muchas investigaciones para evaluar N. jatamansi en el tratamiento de diversos trastornos neurológicos y cardiovasculares en diversos modelos animales y se utiliza ampliamente en formulaciones ayurvédicas. Se ha informado de que poseen actividad antidepresiva, anticonvulsiva, antiarrítmica, y poseen propiedades antioxidantes. También mejora el aprendizaje y la memoria, e incrementa la actividad de las aminas biogénicas (9).

 

BIBLIOGRAFÍA:

 

1- Liu, Y., et al. (2015). The Chemical Constituents and Pharmacological Actions of Cordyceps sinensis. Evid Based Complement Alternat Med. Volume 2015, Article ID 575063, 12 pag.

2- Singh, N., et al. (2011). An overview on Ashwagandha: a rasayana (rejuvenator) of ayurveda. Afr J Tradit Complement Altern Med. 8(S):208-213.

3- Chadwick, L. R., et al. (2006). The pharmacognosy of Humulus lupulus L. (hops) with an emphasis on estrogenic properties. Phytomedicine. January ; 13(1-2): 119–131.

4-  Alok, S., et al. (2014). Herbal antioxidant in clinical practice: A review.  Asian Pac J Trop Biomed. 4(1): 78-84.

5- Shishodia, S., et al. (2008). The Guggul for Chronic Diseases: Ancient Medicine, Modern Targets. Anticancer Res. 28: 3647-3664.

6- Qureshi, N. A., Al-Bedah, A. M., (2013). Mood disorders and complementary and alternative medicine: a literature review. Neuropsychiatr Dis Treat. 9: 639-658.

7- Panossian, A., et al., (2010). Rosenroot (Rhodiola rosea): traditional use, chemical composition, pharmacology and clinical efficacy. Phytomedicine. 17(7): 481-493.

8- Ramasamy, S., et al., (2015). In Silico and In Vitro Analysis of Bacoside A Aglycones and Its Derivatives as the Constituents Responsible for the Cognitive Effects of Bacopa monnieri. Plos One. May 12; 10(5).

9- Rasheed, A. S., et al., (2010). Evaluation of toxicological and antioxidant potential of Nardostachys jatamansi in reversing haloperidol-induced catalepsy in rats. Int. J. Gen. Med. May 26;3: 127-136.

 

css.php