LA NUTRICIÓN DE LA MUJER EMBARAZADA (II)

LA NUTRICIÓN DE LA MUJER EMBARAZADA (II)

El consumo de pescado durante el embarazo está recomendado por las autoridades sanitarias, y es un consejo habitual de los terapeutas que siguen a la embarazada. Sin embargo, cabe la duda más que razonable, de que el pescado es portador de contaminantes tóxicos, como el metilmercurio, que pueden causar daños a la madre, y también al feto. Además, algunas mujeres son dha npd1 origen embarazoalérgicas al pescado o les causa rechazo su ingesta, y deben recurrir a suplementos de DHA.

Sería largo citar todos los beneficios que aporta el DHA a madre e hijo, pero el feto en desarrollo lo necesita tanto, que cuando la madre tiene una ingesta insuficiente de DHA, sus reservas van a bajar dramáticamente, aumentando su riesgo de padecer o agravar algunos trastornos que concurren durante embarazo y posparto, como la preeclampsia, la hiperglucemia o la depresión.

La carencia de DHA en la nutrición materna también se ha relacionado con problemas perinatales para el bebé, desde el adelanto del parto, hasta el daño cerebral del feto por hipoxia durante el parto. Además, el riesgo aumenta, cuando estas mujeres con déficit de DHA tienen rápido un segundo embarazo, ya que no tiene tiempo de reponer los niveles de DHA adecuados.

La madre debe procurar la ingesta de la cantidad óptima de DHA para el correcto desarrollo cerebral del feto durante su gestación, y también durante la lactación del bebé, ya que su cerebro continúa su crecimiento y maduración. Hay muchas evidencias de que una ingesta abundante de DHA durante embarazo y lactancia, previene todo tipo de trastornos en el niño, tanto físicos como mentales. Por el contrario, el déficit de DHA aumenta su riesgo de trastornos neuropsiquiátricos, como TDAH, autismo, epilepsia, etc. Este déficit también se ha relacionado con el desarrollo de problemas alérgicos y metabólicos en la infancia y etapas más tardías.

Es cierto que los terapeutas aconsejan el consumo frecuente de DHA, pero queremos señalar que la dosis que se recomienda es, a nuestro entender, demasiado reducida. Tenemos la garantía de que el consumo de DHA es siempre beneficioso y bien tolerado, aunque la dosis ingerida sea muy elevada.

Aconsejamos tomar suplementos de la máxima calidad, aptos para asegurar a la mujer gestante o en lactación una ingesta óptima de DHA. En Nutilab, nos apoyamos en los estudios publicados sobre la ingesta de DHA, indicando que la excelencia  nutricional se alcanza tomando 1 gramo de DHA al día, dejando a criterio del terapeuta el aumento de dosis cuando se encuentre con embarazos y bebés en riesgo, por antecedentes de alguna patología, trastornos hereditarios, o por dietas maternas extremadamente incorrectas.

Compartir Artículo

Deja un comentario


css.php