Sobre el Colágeno

Sobre el Colágeno

El colágeno es una proteína de gran importancia para nuestra vida, aunque sólo sea porque supone más de la tercera parte de las proteínas del cuerpo. También tiene interés porque con el paso de los años perdemos paulatinamente colágeno, debido principalmente a que la síntesis de nuevo colágeno no alcanza a reponer todo el que perdemos.

Hace años, se pensaba que bastaba con ingerir unos gramos diarios de cartílago de tiburón para equilibrar este déficit. Después se optó por el empleo de colágeno purificado para mejorar la suplementación. Y en los últimos años se van introduciendo los colágenos hidrolizados, los cuales están suministrando los aminoácidos individuales que constituyen el colágeno. De esta forma se absorben mucho más eficientemente.

Como podemos observar, se ha producido una evolución de los suplementos buscando mejorar la absorción de los aminoácidos, con el objetivo de incrementar la síntesis de colágeno en las células. Pero investigaciones recientes, han aportado nuevos descubrimientos que afectan a la consideración de ciertos aminoácidos que se consideraban no esenciales, y que ahora se sabe que si lo son, y que necesitamos complementar nuestra nutrición con ellos, entre otras cosas para incrementar la producción de colágeno.

El aminoácido nuclear en la síntesis de colágeno es la glicina. Cada tres aminoácidos de la secuencia de esta proteína, uno es colágeno. Esta característica influye decisivamente e la configuración de hélice alfa de esta proteína.

Nuestro metabolismo permite la síntesis de glicina, por ello no se le consideraba esencial, pero esta síntesis es demasiado escasa para proporcionar toda la glicina que necesitamos para producir proteínas tan necesarias como el colágeno, y otras moléculas de gran importancia, como el glutatión, que es un tripéptido formado por glutamina, cisteína y glicina. También interviene en la síntesis de las purinas. La propia glicina actúa como neurotransmisor en el sistema nervioso central.
Se calcula que para poder cubrir todas las necesidades de glicina, una persona adulta precisa unos 16 gramos diarios, y que por síntesis endógena e ingesta de alimentos tan sólo conseguimos unos 6 gramos. Esto supone un déficit de 10 gramos de glicina que deberíamos aportar mediante suplementos.

Hay otros dos aminoácidos muy presentes en el colágeno, la lisina y la prolina, que pueden suponer un 20% de los aminoácidos de la secuencia. Intervienen en la estabilización de la fibrilla que se forma por autoensamblaje de tres hélices alfa, mediante enlaces cruzados. La lisina es un aminoácido esencial que necesitamos tomar con la dieta. La arginina es uno de los aminoácidos que ahora se consideran esenciales, y además a partir de el podemos sintetizar la prolina.
Además de los aminoácidos precursores esenciales del colágeno, son necesarios algunos elementos que van a colaborar a mejorar su síntesis, por ejemplo el magnesio, que es muy necesario para el buen funcionamiento de muchos enzimas y para la síntesis de proteínas. También la vitamina C, el hierro y el silicio son elementos de importancia para la estabilidad de las fibras de colágeno.

Atendiendo a todas estas necesidades, aconsejamos un suplemento nutricional que contenga los precursores y elementos necesarios y en la cantidad necesaria para incrementar la síntesis de colágeno.

Son muchos los problemas que ocasiona la pérdida progresiva de colágeno con el paso de los años. Los problemas degenerativos en los cartílagos de las articulaciones que padecen las personas con artrosis o artritis, acaban en situaciones dolorosas e invalidantes, y que no tienen otra salida que las prótesis de rodilla o cadera. Sin embargo, una correcta suplementación nutricional de colágneo puede incrementar de forma importante la síntesis endógena de colágeno, fortalecer los cartílagos de las articulaciones, y mejorar los síntomas.

En la piel, los fibroblastos producen una gran cantidad de colágeno que ayuda a mantenerla tersa e hidratada. Cuando el paso de los años reduce la cantidad de colágeno del cuerpo, la piel pierde paulatinamente su tersura e hidratación, apareciendo más arrugada y más seca. Si, además la piel está afectada de algún problema que la reseca y la daña, el colágeno ayudará a que se incremente su producción de colágeno, reduciendo los síntomas.

En la osteoporosis, uno de los factores que la afectan es la caida en la producción de colágeno, que da como resultado un aumento de la fragilidad osea. La suplementación de la dieta con colágeno va a ayudar a incrementar la síntesis de colágeno en los huesos, mejorando su flexibilidad.

Para concluir, diremos que al conseguir un incremento en la síntesis de colágeno, todos aquellos problemas que se ven agravados por este déficit, van a mejorar con el aporte de precursores del colágeno.

Share this post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.


css.php