SUPERALIMENTOS

LA NUTRICIÓN DE LA MUJER EMBARAZADA (IV)

Las embarazadas obesas tienen una tasa mayor de complicaciones en el embarazo, como la diabetes gestacional, la preeclampsia, la cesárea y la hemorragia postparto. Sus bebés tienen mayor riesgo de anomalías congénitas, muerte fetal, talla grande con nacimiento traumático y asfixia. También complicaciones neonatales, como problemas respiratorios, sepsis, convulsiones, hipoglucemia, etc.

A largo plazo, la obesidad materna se asocia con alteraciones cardiometabólicas, peor función cognitiva y trastornos psiquiátricos en los niños. Los bebés de talla grande son propensos a convertirse en adultos obesos, con hipertensión arterial, diabetes tipo 2 y otras disfunciones metabólicas.

Los especialistas recomiendan una ganancia de peso gestacional de 5 a 9 kg para las mujeres obesas. Modificando el estilo de vida durante el embarazo se puede limitar la ganancia de peso, Una revisión sistemática informó que entre la dieta, la actividad física, y otras intervenciones, la dieta se asoció con la mayor reducción de ganancia de peso y también con mejores resultados en el embarazo

La ingesta de probióticos es una vía nueva para prevenir la enfermedad metabólica, con potencial para reducir la obesidad y la diabetes tipo 2, ya que la microbiota intestinal influye en la saciedad y la extracción de energía de los alimentos, en la inflamación y el metabolismo de la glucosa y los lípidos. Un ensayo con probióticos en mujeres embarazadas en Finlandia, demostró una reducción de la diabetes gestacional de más del 60%, así como una reducción en la adiposidad central materna a los 6 meses posparto, y un menor peso del bebé al nacer. Además, los probióticos son seguros durante el embarazo.

Las dietas y los suplementos nutricionales.

Cuando escuchamos a alguien decir que se ha puesto a dieta, nos imaginamos a esa persona restringiendo su ingesta de alimentos para conseguir reducir su peso, lograr una figura esbelta, y caber en el bañador o bikini del año pasado. Sin embargo, en nuestra sociedad se abre paso lentamente el concepto de dieta saludable, esto es, mejorar nuestra salud a través de una nutrición adecuada. Esta dieta no se debe basar sólo en una restricción calórica, ya que también es muy importante el tipo de nutrientes que elegimos. Se considera saludable seguir una dieta mediterránea, lo cual se considera sinónimo de alimentos procedentes de la huerta, lo que nos orienta hacia la dieta vegetariana más o menos estricta.

Estoy absolutamente de acuerdo en la relación que existe entre dieta y salud, pero con algunos matices. Comencemos hablando desde el punto de vista evolutivo, donde es evidente que si bien la dieta ancestral homínida era básicamente vegetariana, no estaba exenta de alimentos de origen animal, carne, pescado, huevos…. Pero si volvemos a nuestros días, a mi me gusta mucho más el punto de vista de la nutrición ortomolecular, basada en el conocimiento científico de cuales son las moléculas que es importante añadir a nuestra dieta, como complemento a una dieta variada y sana.

Actualmente sabemos de la necesidad de ingerir determinados nutrientes esenciales, y hay muchas personas que ajenas a este conocimiento tienen dietas con ciertas carencias, que podrían evitar consumiendo suplementos. Comenzaré por el nutriente más deficitario en la nutrición mundial, el ácido docosahexaenóico (DHA), un ácido graso omega 3 que está implicado en nuestra salud desde el mismo momento de nuestra concepción. También podemos hablar de las vitaminas y algunos minerales como el magnesio, que son muy importantes para el correcto funcionamiento de nuestro metabolismo. Los métodos de producción intensiva de alimentos están ocasionando deficiencias en la cantidad de algunos de estos nutrientes esenciales que tendremos que aportar mediante suplementos. Estas carencias se agravaran durante los períodos de dietas de adelgazamiento, con poca cantidad y variedad de alimentos.

Son varias las empresas que comercializan complementos a las dietas de adelgazamiento con gran despliegue publicitario y enfocado principalmente al público femenino. Bajo la forma de sobres para hacer batidos o de barritas, y con distintos tipos de sabores atractivos, venden unos productos basados en leche desnatada en polvo y unos pocos minerales y vitaminas.

Aunque en España, no tenemos el problema nutricional que sufren muchas personas del tercer mundo, también hay algunas que padecen ciertas enfermedades, y se pueden beneficiar del consumo de este suplemento. Pacientes que sufren anorexia como consecuencia del cáncer, o ancianos con Alzheimer. También jóvenes que padecen trastornos de la alimentación como la anorexia y la bulimia. Todos ellos deberían tomar un superalimento diario para asegurar la ingesta de muchos nutrientes esenciales. Y en general, cualquier persona con una dieta escasa, poco variada y que quiera asegurarse de no incurrir en algún déficit nutricional, debería tomar este suplemento.

css.php